jueves, 19 de mayo de 2016

MÁXIMA MORDACIDAD




"El amor es una comedia en un acto: el sexual".

"Conservar la amistad después de una ruptura de amor es como invertir seis horas en una partida de ajedrez para acabarla en tablas".

"El amor es un hombre y una mujer que están de acuerdo en un punto y en desacuerdo en todos los demás".

"Un solo amor es siempre demasiado".

"En amor la mujer que se deja vencer por un hombre triunfa sobre él".

"El amor es como las cajas de cerillas, que desde el primer momento sabemos que se nos tiene que acabar y siempre se nos acaba cuando menos lo esperábamos".

"Todo lo agradable de la vida es un truco destinado a hacer olvidar que se vive".

"En la vida humana solo unos pocos sueños se cumplen; la gran mayoría de los sueños se roncan".

"La «vida fácil» suele ser la más difícil".

"Para encontrarle gusto a la vida no hay nada como morirse".

"Los muertos son dóciles, pero muy estirados".

"Lo más feroz de los hombres es lo que aún tienen de niños".

"El hombre llega a dominar la teoría del amor a la edad en que comienza ya a no dominar la práctica".

"Una prueba de modestia en el hombre es la frecuencia con que se resiste a declarar que el hijo de la jovencita seducida sea suyo".

"Intentar convencer de algo a una mujer es como pretender matar a un boquerón con un torpedo".

"Las mujeres casadas tienen un defecto más que las solteras: el marido".

"Hay mujeres tan lindas que no se explica cómo no se desmayan al mirarse al espejo".



[Máximas mínimas, Enrique Jardiel Poncela, Renacimiento, Sevilla, 2016]